¿Qué podemos hacer si tenemos el colesterol alto?

​Nuestro hígado, al contrario que el de los animales carnívoros, produce el colesterol necesario, por lo que no tenemos que ingerirlo de otros animales.

Al parecer existen dos tipos de colesterol: el HDL o colesterol "bueno", y el LDL o colesterol "malo", y se dice que tenemos "el colesterol alto" o hipercolesterolemia cuando nuestro nivel de colesterol total en sangre es superior a 200 mg. /dl.

Habitualmente se ha atribuido el aumento de colesterol en sangre al consumo de grasas saturadas y del colesterol presente en los alimentos, sin embargo, y según diversas investigaciones (como las del científico y profesor de bioquímica nutricional T. Colin Campbell), lo que es más efectivo a la hora de elevar nuestros niveles de colesterol en sangre es la proteína animal y los alimentos procesados y refinados, aumentando el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares o cáncer, que son dos de las principales causas de muerte en los países desarrollados.

Es habitual que, llegados al punto de tener "el colesterol alto", las recomendaciones  de algunos expertos en salud sean: tomar menos colesterol y grasas saturadas, y tomar algún producto que nos ayude a reducir estos niveles. También podemos recibir estos consejos de la industria en algunos anuncios publicitarios, donde "el famoso" nos explica los peligros de tener el colesterol alto y los efectos beneficiosos de algunos de sus productos. Pero, ¿que contiene​n? y, ¿son realmente necesarios?.

En la etiqueta de ingredientes de uno de estos productos para reducir el colesterol​ encontramos: Leche desnatada, éster de esterol vegetal (2,6 %, del cual 1,6 % esterol vegetal libre), oligofructosa, piña (1 %), leche en polvo desnatada, estabilizante (pectina), aromas, edulcorantes (acesulfamo-K y sucralosa) y fermentos lácticos activos.

Lo primero que llama la atención es que un producto para reducir el colesterol contenga, en su mayor parte, alimentos de origen animal como los lácteos. Después encontramos el "éster de esterol vegetal", que proviene de una sustancia que se encuentra en los alimentos vegetales, y que esta relacionada, según numerosos estudios, con una reducción en la concentración de colesterol en sangre, entre otros beneficios para el organismo.

Según algunos estudios, el consumo diario de entre 2gr. y 3 gr. de esteroles vegetales añadidos durante períodos de 1 a 12 meses, puede provocar una disminución de los niveles de betacaroteno en sangre y de otras sutancias como la vitamina E. Al parecer, el betacaroteno es antioxidante, reduce la probabilidad de ataques cardíacos, fortalece el sistema inmunitario y se transforma en vitamina A en nuestro intestino delgado. Además, se ha descubierto que un consumo superior a 3 gr. al día de esteroles vegetales añadidos no produce una mayor reducción del colesterol en sangre, por lo que los productos que conlleven estas sustancias deben indicar en sus etiquetas que:

  • Se evite el consumo de más de 3gr. al día de esteroles vegetales añadidos, y consuman estos productos únicamente personas con el colesterol alto. Hay que tener en cuenta también que estas sustancias se añaden en diversos alimentos procesados como: margarinas, lácteos, salsas picantes, algunos productos cárnicos, productos de panadería...
  • Pueden no ser apropiados para mujeres embarazadas, en período de lactancia o para niños menores de 5 años.
  • Para llevar una dieta equilibrada se deben consumir frutas y hortalizas, para mantener niveles apropiados de carotenoides (que bajan con el consumo continuado de esteroles añadidos).
  • Indicar la cantidad de esteroles o estanoles vegetales que contienen.

 Otro de los ingredientes presentes en este producto es el acesulfamo-K, un potenciador del sabor y edulcorante sintético, que parece ser uno de los edulcorantes más peligrosos para la salud, junto con el aspartamo y la sacarina, relacionado con el cáncer, problemas neurológicos, hiperglucemia y secreción de insulina. También contiene sucralosa, otro edulcorante sintético, que en grandes dosis provoca la destrucción del sistema inmunitario, con mayores efectos en hígado y riñones, y que, según algunos experimentos con animales, puede provocar daños en el ADN. No es difícil consumir dosis elevadas, ya que está presente en multitud de alimentos procesados como: zumos, bollos, lácteos, alimentos dietéticos, refrescos, productos"sin azúcar", "cero"...

El consumo de productos animales, procesados y refinados, nos puede producir un aumento peligroso en la concentración del colesterol en sangre, lo que a su vez esta relacionado con las enfermedades del corazón, pero, en lugar de aconsejarnos reducir estos alimentos y consumir más frutas, hortalizas y otros alimentos vegetales, lo que la industria nos propone es tomar otro de sus productos, con determinadas sustancias añadidas de forma sintética y obtenidas de los alimentos vegetales, además de otras sustancias peligrosas.

¿Por qué no dejar de tomar los productos que nos enferman, y tomar los alimentos vegetales tal y como los encontramos en la naturaleza?

Las sustancias añadidas de manera sintética y aislada en un alimento o suplemento alimenticio, no nos van a producir los mismos efectos beneficiosos que esas mismas sustancias presentes de manera natural en los alimentos vegetales, donde se encuentran en una adecuada proporción y en combinación con otras para su correcta asimilación. Los alimentos vegetales como las frutas, hortalizas, frutos secos y semillas, contienen una cantidad adecuada de esteroles vegetales, betacarotenos y otras muchas sustancias beneficiosas, que trabajan en conjunto, y que producen los efectos deseados en nuestro organismo.

Por lo que...

 Si quieres mantener unos niveles adecuados de colesterol en sangre:

  • Evita o disminuye el consumo de proteína animal.
  • Evita o disminuye el consumo de alimentos procesados y refinados como, panes, bollos, refrescos, tartas, aceites refinados, "comida basura"...
  • Aumenta el consumo de alimentos vegetales sin refinar como frutas, hortalizas, frutos secos, semillas, aceites vegetales en frio, cereales integrales, legumbres...

  • diciembre 11, 2015
Click Here to Leave a Comment Below

Leave a Comment:

A %d blogueros les gusta esto: