Desvaneciendo ilusiones. Las enfermedades, las vacunas y la historia olvidada.

​¿Han sido las vacunaciones masivas las responsables del descenso de muertes por "enfermedades infecciosas"? ¿Qué factores han intervenido y han sido verdaderamente determinantes en el descenso de la incidencia y de las muertes por estas enfermedades?

Desvaneciendo Ilusiones, las enfermedades, las vacunas y la historia olvidada es uno de los libros que te recomiendo leer al 100 %. Si lo que buscas es información desinteresada, documentada y contrastada sobre la verdadera historia de las denominadas enfermedades infecciosas y de las vacunas, este es un libro para ti. Algo te puedo adelantar, no todo fue como nos han contado... 

¿Qué factores fueron los responsables del descenso de la incidencia y de las muertes por enfermedades infecciosas?

Según la investigación de los autores del libro Desvaneciendo Ilusiones, otras fueron las causas de estos descensos, y no las vacunaciones masivas. La mejora de las condiciones de vida en las ciudades, aumento de la salubridad, mejoras en la higiene, en la alimentación y en las condiciones laborales, el fin de las guerras,​ unas leyes más estrictas para la regulación de fábricas y del vertido de sus desechos, entre otras, fueron realmente factores decisivos en la reducción de las muertes y de la incidencia de estas enfermedades.

Hay muchas fuentes respetables que demuestran claramente que la mejora de las condiciones de vida, una mejor alimentación, la mejor atención ginecológica y otros elementos ajenos a las vacunas fueron la causa de la disminución de las tasas de mortalidad por enfermedades infecciosas.

Suzanne Humphries
Doctora en medicina, especialista en medicina interna y nefrología

Los autores de este apasionante libro no se han limitado a creer ciegamente lo que repite la gran mayoría acerca de las enfermedades infecciosas y las vacunas (que son necesarias, efectivas y que han acabado con multitud de terribles enfermedades en nuestra historia, entre otras cosas). Ellos han realizado su propia investigación al respecto, descubriendo datos sorprendentes y una historia "olvidada" o, mejor dicho, ocultada y tergiversada para beneficio de unos pocos. Si tú también quieres hacer tu propia investigación te recomiendo leer este artículo.

Soy por naturaleza una persona inquisitiva y que se lo pregunta todo, y algo había en la vacunación que no me cuadraba. Una persistente voz interior no dejaba de decirme que debía informarme mejor sobre esas inyecciones que iban a formar parte de mi familia [...] Seguí investigando la vacunación y pasé incontables horas en la Biblioteca Médica de Yale y en otras bibliotecas de investigación. [...] Al observar los datos referentes a EE.UU. a partir de 1900, la tasa de mortalidad por Sarampión había descendido más del 98 % antes de la introducción de la vacuna [...] Los mismos datos revelaban que la mortalidad por tos ferina había disminuido más del 90 % antes de que se introdujera la vacuna DTP (difteria, tos ferina y tétanos).[...] De ello deduje cuán fácil es atrapar a las personas en un sistema de creencias equivocadas.

Roman Bystrianyk 
Investigador y co-autor del libro Desvaneciendo Ilusiones

¿Fueron realmente las vacunas las salvadoras de la humanidad?

Nos han dicho que las vacunas han sido responsables de la salvación de miles o millones de personas, y que gracias a ellas se acabó con multitud de terribles enfermedades que arrasaban las ciudades en nuestra historia. Sin embargo, existen datos, documentos, artículos de publicaciones, revistas médicas y otros documentos que muestran que no todo fue como nos lo han contado, y que existe una historia olvidada muy diferente a la versión oficial.  Si te interesa, tienes más información aquí.

Después de la epidemia de 1872 (de viruela, en Inglaterra) muchas más personas perdieron la confianza en la vacunación. Empezaron a preguntarse si mejores condiciones sanitarias, higiene, viviendas, nutrición y aislamiento de los enfermos no serían la mejor forma de tratar la viruela. Estas ideas, que chocaban con la profesión médica y las leyes, culminaron en 1885 en una gran manifestación contra la vacuna de la viruela en la pequeña ciudad industrial de Leicester (Inglaterra). La gente estaba harta.

Extracto del libro Desvaneciendo Ilusiones
Dra. Suzanne Humphries y Roman Bystrianyk

¿Son las vacunas necesarias, seguras y efectivas?

Hoy en día, la creencia en la efectividad, la seguridad y la necesidad de las vacunaciones masivas está bien arraigada en la conciencia popular. Enfermedades que fueron consideradas inofensivas e incluso beneficiosas para los niños, son consideradas hoy en día como un gran peligro contra el que se debe luchar con un arsenal de productos farmacológicos, entre ellos las vacunas. Es decir, nos hemos alejado de lo natural y hemos industrializado cada vez más el cuidado de nuestra salud y de la de las futuras generaciones, con unas consecuencias que cualquiera puede observar.

Aumento de la muerte súbita infantil, del cáncer en niños, de los trastornos del espectro autista, diabetes, obesidad... son algunos ejemplos de lo que nuestro modo de vida industrializado y la aplicación masiva de fármacos y otros productos industriales como las vacunas, están haciendo en nuestra salud y la de nuestros hijos.

Parece que el riesgo percibido de enfermedad aumenta después de que se desarrolle una vacuna. Por ejemplo, se aceptaba la idea de que el sarampión y la varicela eran enfermedades infantiles normales, hasta que se dispuso de vacunas. Entonces, la preocupación por las complicaciones de la infección pasó al primer plano del debate. [...] La fé y el miedo se funden y hacen que la mayoría se someta obediente a los mandatos de la vacuna.

Extracto del libro Desvaneciendo ilusiones 
Dra. S. Humphries y Roman Bystrianyk

En el panorama actual quizás no deberíamos confiar ciegamente en los organismos de poder o en lo que nos digan los medios de comunicación, y ni siquiera en los profesionales de la salud convencionales. Todos ellos están fuertemente influenciados y dirigidos por poderes que no tienen nuestra salud entre sus prioridades, sino mantener un poder y control cada vez mayores sobre la mayor parte de la población. Por lo que ya es hora de tomar conciencia de que nos toca a cada uno de nosotros dejar de delegar el cuidado de nuestra salud y la de los niños, que son el futuro de la humanidad, y recuperar nuestro poder. 

Mientras los pediatras no se emancipen en su forma de pensar, los padres seguirán siendo la mejor defensa para sus hijos. La realidad [...] es que la vacunología, tal como se muestra al público, equivale a levantar una religión cimentada en la ignorancia.

Extracto del libro Desvaneciendo Ilusiones 
Dra. Suzanne Humphries y Roman Bystrianyk

Alternativas a las vacunas

Como regalo final, en el libro Desvaneciendo Ilusiones, también encontramos una lista de algunos de los remedios naturales que han demostrado tener una eficacia probada a lo largo de nuestra historia. Estos y otros remedios han sido utilizados con éxito en el tratamiento y curación de multitud de enfermedades como el cólera, la difteria, la malaria, la gripe, problemas intestinales, el sarampión o la viruela.

En temas de enfermedad y salud, unos sencillos hábitos de vida saludables y cuidar la naturaleza, de la que formamos parte, son determinantes.

Según nos cuentan en este libro los autores, el tratamiento del doctor en medicina John F. Russell para la tuberculósis se basaba en una adecuada exposición al aire puro (el aire viciado y contaminado de espacios cerrados y sin ventilar está muy relacionado con esta enfermedad, según se descubrió) y a la luz natural del sol, alimentos naturales como los zumos vegetales, mucho descanso y ejercicio físico regular, entre otros hábitos. Aunque este tratamiento, evidentemente, no produce beneficios millonarios a determinadas industrias, por lo que no se ha extendido y popularizado demasiado.

Un artículo de 1905 publicado en The New York Times hablaba de una cura para la tuberculósis que había desarrollado el doctor Russell. El tratamiento consistía en zumos vegetales, que curaban a los enfermos de tuberculósis activa. [...] En 1907, el doctor Rusell (John F. Russell, MD) publicó un libro de 126 páginas sobre su tratamiento para la tuberculósis. [...] El tratamiento del doctor Russell implicaba un modo de vida sano, incluidos los zumos de verduras. Hay que destacar que las 55 personas tratadas en el estudio se curaron.

Extracto del libro Desvaneciendo Ilusiones 
Dra. Suzanne Humphries y Roman Bystrianyk

Dónde conseguirlo

Si buscas información libre e independiente para poder tomar decisiones mas conscientes para ti y tus seres queridos, este es un libro que te recomiendo totalmente. Puedes conseguirlo en Amazon en este enlace de afiliado (tu pagarás lo mismo y además colaborarás con nuestro trabajo al percibir nosotros una comisión por la venta). Creo que es un libro de gran valor para toda persona que se atreva a buscar más allá de la información oficial y las creencias establecidas.


Suscríbete. Tu salud te lo agradecerá

  • julio 18, 2017
Click Here to Leave a Comment Below

Leave a Comment:

A %d blogueros les gusta esto: