Cómo regenerar nuestra flora intestinal de forma natural

Las bacterias...

Según afirman los expertos, tenemos en nuestro cuerpo 10 veces más bacterias que células, unos 100 billones, y alrededor del 80% de nuestro sistema inmunológico depende de nuestra flora intestinal. Muchos de los problemas de salud que padecemos hoy en día están muy relacionados con el desequilibrio de nuestras bacterias intestinales, que puede empezar a producirse cuando estamos en el útero de nuestra madre.

Nuestra microflora está formada por bacterias, hongos, virus y otros microorganismos, e influye en multitud de aspectos de nuestra salud, como son nuestro estado de ánimo, nuestra energía, las alergias que padecemos o diversas enfermedades neuronales y autoinmunes​.

Del correcto equilibrio entre las bacterias de nuestro sistema digestivo depende en gran medida nuestra salud. Se han encontrado fuertes relaciones entre nuestra salud intestinal y enfermedades como la demencia, el alzhéimer​, el autismo, la enfermedad de Crohn, la celiaquía, el trastorno por déficit de atención, entre otras muchas.

¿Qué puede provocar desequilibrio en nuestros intestinos?

Una alimentación inadecuada, con grandes cantidades de azúcares refinados, cereales muy manipulados como el trigo, y otros alimentos procesados parecen tener una relación estrecha con los problemas intestinales. Además, también afectan negativamente a nuestra flora intestinal los antibióticos, las vacunas, otros medicamentos, los pesticidas, los jabones antibacterianos... Todo esto hace que nuestros microbios beneficiosos disminuyan, volviéndose dañinos y frágiles, y que proliferen microbios perjudiciales. Así, las paredes intestinales pueden quedar dañadas, permitiendo que todo tipo de toxinas y microbios peligrosos pasen al torrente sanguíneo y puedan llegar al cerebro, afectando en su desarrollo. El doctor Mercola afirmó:

Los seres humanos hoy en día hemos perdido la diversidad microbiana que una vez nos mantuvo saludables... Su intestino y su cerebro en realidad trabajan en conjunto y se influyen recíprocamente. Por esta razón es que su salud intestinal puede tener una profunda influencia en su salud mental, y viceversa.

Joseph M. Mercola
Doctor en medicina

La salud intestinal y el cerebro

Por lo que nos dicen estos expertos, en el intestino se genera más del 95% de la serotonina, que afecta a nuestro estado de ánimo, el 50% de la dopamina, relacionada con el aprendizaje, y otros 30 neurotransmisores más​.

Según una de las mayores especialistas en regeneración de la flora intestinal, la Doctora en medicina Natasha Campbell-McBride, máster en neurología y en nutrición, nuestra salud intestinal está muy relacionada con nuestra salud neurológica y general. La doctora Campbell ha tratado con éxito durante décadas a adultos y niños con enfermedades graves como el autismo, la epilepsia, trastornos del estado del ánimo, artritis, esclerosis múltiple, enfermedad celíaca.

Para ello ha desarrollado un protocolo nutricional llamado GAPS (Síndrome del Intestino y la Psicología) con el que ayuda a las personas a curarse de estas y otras enfermedades. Uno de los puntos claves de este protocolo es el consumo diario de alimentos fermentados, que contienen una gran cantidad de bacterias beneficiosas para nuestros intestinos (probióticos).

Nuestra salud intestinal esta muy relacionada también con nuestro sistema inmunológico. Según afirma esta doctora, el desarrollo de una flora intestinal normal durante los primeros 20 días de vida es crucial para el correcto funcionamiento del sistema inmunitario del bebé. Cuando la madre tiene una flora intestinal desequilibrada, esto se traspasa al bebé, por lo que recomienda tomar alimentos probióticos durante el embarazo.

Lo que veo en las familias de los niños con autismo es que el 100% de las mamás de niños autistas tienen una flora intestinal anormal, así como problemas de salud relacionados con ello.

Natasha Campbell                
Doctora en medicina        

Algunos de los alimentos y sustancias que pueden dañar nuestra microflora son:​

  • Azúcares refinados y otros alimentos procesados como los cereales azucarados, los bollos o las bebidas refrescantes.
  • La "comida basura".
  • Cereales con una gran cantidad de gluten como el trigo.
  • Antibióticos y otros medicamentos como la píldora anticonceptiva.
  • Las vacunas.
  • Los pesticidas con los que se rocían las frutas y hortalizas.
  • El cloro y flúor presentes en el agua, dentífricos...
  • La contaminación ambiental.
  • Los jabones anti bacterianos.

Por otra parte, algunos de los alimentos que nos pueden ayudar a potenciar nuestra salud intestinal y mantener el equilibrio son:

  • Frutas y hortalizas frescas y ecológicas.
  • Frutos secos y semillas como las de lino, de sésamo o de chía, remojadas previamente, y sus aceites vegetales no refinados y en frío.
  • Alimentos fermentados como el chucrut (col fermentada), que si están hechos respetando ciertos factores importantes, contienen millones de probióticos (bacterias beneficiosas) que repoblarán nuestra flora intestinal y potenciarán nuestro sistema inmunológico. Además, se ha descubierto que la col fermentada contiene 20 veces más vitamina C biodisponible que la col fresca.
  • En caso de no disponer de alimentos fermentados fiables (hechos en casa), se recomienda tomar algún suplemento de probióticos para ayudar a repoblar los intestinos de bacterias beneficiosas, sobre todo después de tomar antibióticos u otros fármacos. Los suplementos de probióticos del doctor Joseph Mercola son unos de los que te recomendamos, por la confianza que tenemos en este doctor y por toda la información sobre probióticos que puedes encontrar en su página web.

Si usted come regularmente alimentos fermentados que no hayan sido pasteurizados (ya que la pasteurización mata a los probióticos que crecen naturalmente) su flora intestinal saludable mejorará.

Joseph M. Mercola
Doctor en medicina

Suscríbete. Tu salud te lo agradecerá


  • Enero 28, 2016
Click Here to Leave a Comment Below

Leave a Comment:

A %d blogueros les gusta esto: